La carta de crédito es la forma de pago mas utilizada en el comercio internacional. Su operativa esta basada en unas normas internacionales (UCP – Uniform Customs Practices).

Si os digo la verdad, nunca he leído dichas normas, si que las he consultado alguna vez, pero no es una lectura muy amena para pasar el rato. Por otro lado, tampoco lo he necesitado porque siempre he querido que mi relación con mis proveedores sea lo menos tensa posible y por lo general suelo utilizar cartas de crédito con pocos requisitos, por lo tanto mis cartas de crédito son de lo mas sencillo que existe en el comercio internacional y cuando empecé a trabajar como encargado de compras internacionales utilizaba las plantillas de los bancos. :-)

Una carta de crédito es simplemente un compromiso de pago por parte de nuestro banco a cambio de que nuestro proveedor en China cumpla con unos plazos y con unos requisitos que aparecen detallados en la carta de crédito. Por lo tanto las cartas de crédito son documentos emitidos entre los bancos, pero las cláusulas de la carta de crédito las redactamos nosotros a través del banco emisor a favor del beneficiario del crédito el cual es nuestro proveedor.

La mayoría de los bancos tienen plantillas en las cuales nosotros solo tenemos que rellenar las diferentes cláusulas y las diferentes fechas de embarque y presentación de documentos. Incluso los bancos de primera categoría nos permiten realizar la apertura de las cartas de crédito a través de su pagina web. En mi caso suelo trabajar con La Caixa, la cual esta bastante adelantada en todo lo relacionado con la operativa online.

El funcionamiento es bien sencillo. Como ya hemos comentado en muchas ocasiones nosotros no nos fiamos de nuestro proveedor chino y ellos no se fían de que nosotros les paguemos. Esta desconfianza mutua se puede solucionar mediante una carta de crédito. Nosotros estamos tranquilos porque si el proveedor no cumple con todas las cláusulas que le hemos exigido en la carta de crédito nuestro banco no pagará a su banco y por otro lado nuestro proveedor tiene una garantía de que si realiza la producción dentro de los plazos y presenta los documentos correctamente, el banco emisor tiene la obligación de pagar a su banco.

Las cláusulas mas importantes dentro de la carta de crédito suelen ser las referentes a los plazos de entrega. Podemos exigir a nuestro proveedor que la mercancía este en el buque en una fecha determinada, por lo tanto sabemos que si nuestro proveedor no tiene la mercancía lista en la fecha que hemos establecido tiene el riesgo de no cumplir con las cláusulas del crédito y por lo tanto no recibirá el dinero por parte de nuestro banco. Lo que suele ocurrir en estos casos y partiendo de la base de que a nosotros nos interesa recibir la mercancía que nuestro proveedor esta fabricando, es que se realiza una modificación en los plazos del crédito documentario para que nuestro proveedor cumpla con todas las cláusulas de la carta de crédito.

Los documentos básicos que se deben exigir para realizar el pago a nuestro proveedor son el BL y la factura original. En el BL es donde aparece la fecha de embarque que es la fecha que utilizamos para saber si nuestro proveedor ha cumplido con la cláusula referente al plazo. Dicha fecha también la utilizamos para los pagos diferidos, es decir 30, 60 o 90 días. Nuestro banco pagará al proveedor los días que hayamos acordado en la carta de crédito y empezará a contar desde la fecha de embarque. Aunque no siempre es así, también puede ocurrir que el pago sea a la vista. Es decir, nuestro banco pagará al proveedor en el momento que reciba los documentos en su oficina y estos estén todos conformes. En el caso de existir alguna discrepancia nuestro banco NO pagará al proveedor, pero evidentemente nosotros no podremos retirar la mercancía del puerto.

Aparte de la factura original y los BL correspondientes nuestra empresa siempre solicita un documento de inspección de calidad en el cual nos garantiza una empresa externa que la calidad de la mercancía esta de acuerdo a lo acordado entre las partes. Nosotros siempre utilizamos un documento de inspección de calidad emitido por mi empresa Yimatai Ltd. De esta forma si existiese algún problema durante la producción, el fabricante sabe que no puede enviar la mercancía porque nosotros no le firmaremos el documento de calidad y no podrá cumplir con todas las cláusulas del crédito documentario. Es la única forma de poder ligar la calidad de la mercancía con los créditos documentarios, podemos exigir que realice la inspección cualquier organismo internacional encargado de realizar inspecciones o podemos acudir a empresas como Comercial Ritasia para que nos ofrezcan los mismos servicios pero de manera mucho mas económica. :-)

Os adjunto una carta de credito de muestra. Es un ejemplo de lo que utilizamos generalmente. En esta carta de crédito el pago es a la vista, se pueden realizar varios envios y la ultima fecha para enviar la mercancía es el 15 de Mayo. Como os he comentado nuestras cartas de crédito suelen ser bastante sencillas, por ese motivo solo exigimos a presentar 5 documentos. Incluido nuestro certificado de calidad emitido por nuestra empresa Ymatai Ltd.

Suerte!