Empresa en China.

Empresa China

Empresa China

El viernes pasado regrese de uno de mis viajes anuales a China. Fue un viaje corto de solamente 10 días pero muy intenso en lo que a trabajo se refiere. Además de visitar a todos nuestros proveedores, en este ultimo viaje estuvimos valorando la opción de alquilar un almacén en Xiaoshan, cerca de la ciudad de Hangzhou.

En principio no tiene mucho sentido alquilar un almacén en China si tus proveedores son los que se encargan de fabricar y posteriormente enviar tus artículos a España. Ellos mismos se encargan de almacenar tus artículos hasta que sea necesario enviarlos a España. En nuestro caso el motivo que nos ha llevado a plantearnos dicha opción ha sido para tener un mayor control sobre los artículos que estamos importando de China.

Llevamos trabajando con el mismo proveedor durante casi 5 años. Al principio los problemas con dicho proveedor eran poco serios pero bastante frecuentes. Hace dos años y medio decidimos contratar a una persona para que estuviese supervisando toda la producción, de esta forma podíamos atajar los pequeños problemas durante el proceso de producción y no en la inspección final cuando el coste de solucionar el problema era muy superior. Empezamos controlando la parte de los bordados, después empezamos a controlar la sección de confección y por supuesto la sección donde se revisan todos los artículos antes de proceder al empaquetado. Lo único que no estábamos controlando era el proceso de tejeduría. Nuestro grado de implicación en la empresa en este momento es tal que nos encargamos nosotros de coordinar el movimiento de tejido entre las diferentes secciones para que realicen los diferentes procesos y regresen al almacén del proveedor para realizar la inspección final y el empaquetado. El dueño de la empresa ya no pregunta a sus empleados sobre la situación de nuestros pedidos, prefiere preguntárselo a mi secretaria porque sabe que la mayor parte de los procesos pasan por nosotros. Incluso llegamos a negociar precios con algunos de los proveedores de nuestro proveedor. La situación es un tanto surrealista.

El problema es que dirigir a los operarios de producción sin formar parte de la empresa y sin tener la autoridad para poder decir a la gente lo que debe hacer, nos esta generando muchas tensiones dentro de la empresa. Sobre todo entre nuestras empleadas encargadas del control de calidad y los operarios de nuestro proveedor que se encargan de realizar dichas tareas. En realidad, llegados a este punto, sabemos mas que los propios empleados de como se debe realizar el trabajo para evitar los problemas de calidad y esto no le sienta nada bien a la persona que en principio debería hacer el trabajo que nosotros estamos realizando.

El jefe de la empresa intenta solucionar los problemas pero es totalmente ineficaz porque sentados en una mesa parece que los problemas se solucionan rápidamente, pero en el día a día los mismos problemas siguen apareciendo. La persona encargada de la confección piensa que parte de sus problemas vienen de los errores del encargado de los bordados, pero este en vez de solucionarlo y hablar con su colega de sección evita cualquier confrontación y simplemente no hace nada. No hacer nada en China es una de las mejores opciones. El problema es que nadie hace nada por mejorar, simplemente se limitan a hacer el trabajo que les han ordenado y si observan que hay algún problema en el producto es mejor no hacer nada, al fin y al cabo van a cobrar lo mismo a final de mes y hacer algo puede suponer cobrar lo mismo pero teniendo que esforzarse mas o teniendo que solucionar problemas.

Una vez analizada toda la situación y viendo que somos nosotros los que llevamos el control de los procesos finales de producción estamos pensando en gestionar por nuestra cuenta los procesos finales de la producción: Bordado, confección, control de calidad y empaquetado.

La solución parece simple, alquilamos un almacén en China, compramos las maquinas que sean necesarias y realizamos los procesos finales por nuestra cuenta y bajo nuestro control. Solo tenemos que comprar el tejido base a nuestro actual proveedor o a cualquier otro y realizar todo el proceso por nuestra cuenta. El problema es que las cosas no son tan sencillas. Dirigir a los empleados en China no es una tarea fácil y aunque dicho proyecto no requiere de una inversión muy alta ni necesitamos un gran numero de empleados (En principio 6 o 7 empleados) todavía seguimos buscando alternativas que puedan sustituir a la idea de montar nuestro propio almacén en China.

¿Has pensado alguna vez en externalizar parte del proceso de producción de tu proveedor para mejorar o controlar mejor la calidad del producto final? ¿Te has planteado alguna vez tener tu propia empresa en China?

Jorge Mora

Jorge Mora es el autor del blog Importar de China, donde comparte todos sus conocimientos y experiencias de sus más de 15 años dedicado a la importación de artículos de China. Si estas creando tu propio negocio relacionado con la importación de China y estas un poco Perdido , te recomiendo que te apuntes al curso gratuito para aprender las bases del negocio de importación.
Jorge Mora

Comments are closed