Cosas que no podrás negociar con tu proveedor chino

Negociar con tu proveedor chino

Negociar con tu proveedor chino es una de las partes más importantes en el proceso de importación de productos de China. Por ejemplo, de la negociación depende el capital que necesitaremos para empezar a importar, el coste del producto y otros factores primordiales para nuestro negocio de importación.

Como muchos de los que estamos metidos en empresas de importación de China, siempre recomiendo negociar con tu proveedor chino. Siempre. De una buena negociación podemos sacar ventajas y beneficios que pueden cambiar drásticamente la producción y nuestro margen de ganancias.

Por otra parte, en China está muy arraigada la cultura de la negociación. Así no debes temer negociar con tu proveedor chino las características de la producción que va a realizar en su fábrica.

Negociar con tu proveedor chino siendo un pequeño importador

Puede que seas más tímido para negociar con tu proveedor chino si estás empezando un negocio de importación de China, jamás han traído un contenedor con productos y estás aprendiendo cómo funciona todo el proceso de importación.

Pero este es el hecho real: vas a ser su cliente y tienes derecho a negociar precios y cantidades. Además te digo, tu proveedor chino sabe perfectamente cuales son sus márgenes y dónde está la línea de negociación que jamás cruzará. Si cambia cantidades y precios para tu beneficio, no dudes que seguirá ganando con nuestra producción.

Aunque siempre recomiendo negociar, también hay que tener en cuenta el tamaño del proveedor y el tipo de producción que estamos negociando. El artículo de hoy va sobre esto. Hay cosas que no podrás negociar con tu proveedor chino si eres una pequeña empresa o un autónomo que empieza un negocio de importación.

– MASTERCLASS GRATUITA –

Los 5 pasos para crear un negocio de importación

Al apuntarte formarás parte de mi comunidad de suscriptores y recibirás contenidos gratuitos y de pago.

Al apuntarte formarás parte de mi comunidad de suscriptores y recibirás contenidos gratuitos y de pago.

Cosas que no podrás negociar con tu proveedor chino

¿Por qué no podrás negociar con tu proveedor chino ciertas cosas? La respuesta es muy sencilla y lógica. Hay proveedores que tienen cientos o miles de clientes. Lo puedes ver en sus perfiles de Alibaba.

Probablemente, tendrán algunos clientes que pedirán producciones que podrán superar los 100.000 euros. Así que si nuestra producción es de 10.000 (por poner un ejemplo) el proveedor chino priorizará su mano de obra y recursos en los clientes que le reportarán más beneficios. Como cualquier otra empresa que se rija por la lógica comercial. Vamos a ver algunas cosas que no podrás negociar si tu proveedor chino es bastante grande o nuestra producción demasiado pequeña.

Negociar términos de pago

Cómo ya hemos visto en muchos artículos de Importar de China, la mayoría de los proveedores chinos nos pedirá el pago del 30% del precio total de nuestra producción para empezar a manufacturar nuestros productos.

Si somos una pequeña empresa o es la primera vez que trabajamos con dicho proveedor, estoy más que seguro que no podrás negociar los términos de pago. Como he dicho muchas veces, esta es una regla general de la mayoría de proveedores chinos.

Tu proveedor chino puede que cambie los términos de pago y ofrezca más facilidades para empezar la producción a grandes importadores o clientes fijos. Incluso, si seguimos trabajando con este proveedor en el futuro, pueda que nos de más opciones para negociar los pagos.

Sin embargo, si nuestra producción es pequeña o jamás hemos trabajado con este proveedor nos veremos con las manos atadas en esta parte de la negociación. Así que tendremos que pagar sí o sí el 30% antes de la producción y el otro 70% al pasar la inspección de calidad o antes de embarcar nuestros productos.

Negociar garantías y responsabilidades por productos defectuosos

Es verdad que la mayoría de proveedores chinos responderán frente a cualquier defecto o daño de la producción que se encuentre durante un control de calidad previo antes del pago total de la importación.

Sin embargo, el problema se complica si hallamos productos defectuosos cuando nuestra mercancía ya se encuentra en nuestros almacenes o ya han sido vendidos a nuestros clientes. Esto puede pasar porque nuestra inspección de calidad está basada en una muestra de probabilidad de la producción, ya que es prácticamente imposible revisar todos y cada uno de los productos antes de embarcarlos.

Muchas grandes empresas importadoras suelen negociar por adelantado garantías y responsabilidades por sus productos con el proveedor. Entonces la empresa china se encargaría de todos los productos que tengan defectos de producción.

No obstante, si eres un pequeño importador, negociar con tu proveedor chino estas garantías y responsabilidades serán muy complicado. El proveedor querrá únicamente hacerse responsable de los defectos de fabrica que veamos con la inspección de calidad antes de que se embarque la mercancía (y antes del último pago, claro). Lo que pase con los productos después será totalmente responsabilidad nuestra.

Negociar información sobre costes y producción

Muchos de los proveedores chinos de Alibaba suelen ofrecer con detalle información sobre sus fábricas y empresas. La transparencia es la forma más utilizada por los pequeños proveedores y fábricas chinas para captar clientes. Ellos desean mostrar a sus futuros clientes que sus instalaciones son profesionales y cumplen con todas las normativas.

Sin embargo, para los grandes proveedores, detallar toda la información sobre los costes de producción y sus instalaciones es contraproducente e innecesario, pues de esta forma controlan los precios reales que pueden ofrecer a sus diferentes clientes, pequeños y grandes.

No esperes que negociar con tu proveedor chino información sobre costes de materiales, cantidad de operarios trabajando en nuestra producción, salario de los trabajadores, etc. Si eres un pequeño importador, es nuestra tarea informarnos de los costes reales de la producción y comparar la competencia de nuestro proveedor para saber si nos está ofreciendo un precio correcto.

Conclusión

Yo siempre recomiendo que intentes negociar con tu proveedor chino. Hay cosas primordiales para negociar, como el número mínimo de orden, fechas de entregas, controles de calidad etc. No obstante, debemos de tener en cuenta que hay ciertas cosas que no podrás negociar con tu proveedor chino si eres un pequeño importador o estás empezando en el mundo de la importación. A veces intentar negociar ciertos aspectos insignificantes pueden hacer que el proceso de producción y de importación se retrase o que el proveedor pierda interés en trabajar con nosotros.

Jorge Mora
¿Te gustó el artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba